¡Ojo al dato!

Me gusta leer noticias científicas, en particular, me encantan las noticas que hablan sobre los resultados de nuevos estudios científicos. Pero lo que ya me lleva al éxtasis es leer ¿A quién le importa que no sea sano? A m�, no...titulares como éste:  “La adicción al chocolate debilita la masa ósea”.

Generalmente, se refiere a algún estudio de alguna universidad desconocida que tras analizar una supuesta muestra representativa de los sujetos en cuestión suele llegar a alucinantes conclusiones.

Como ejemplo sirva este caso que comentaba más arriba. Leyendo el artículo llego a las siguientes conclusiones:

1. Una persona que come chocolate a diario es una adicta (¿aunque sólo sea una onza?)

2. Las mujeres mayores que comen chocolate todos los días tienen los huesos más débiles, es decir, menor masa ósea.

3. A pesar de que las que comían chocolate todos los días ingerían más calorías, engordaban menos que el resto, o sea, tenían menos IMC, Índice de Masa Corporal.

4. Además, estas mujeres son de nivel socio-económico más elevado que las que comen chocolate todos los días (a lo mejor las que no lo hacen es porque no pueden).

No estamos locos, sabemos lo que queremos...Y claro, no me extraña, que el artículo finalice diciendo que hacen falta más estudios. Con estas conclusiones, no sé por qué no me sorprende.

En estos años he leído ya de todo, sobre todo en alimentación. He leído estudios a favor y en contra de casi todo: vino, leche, soja, pan, pescado azul, pescado blanco, pollo, peras, plátanos… Que si comes 100 gr de esto dos días a la semana te vendrá bien para el corazón, que si tomar este alimento es mejor que el otro, que si las mujeres de tal país tienen mejor salud que las del país vecino porque se consume más de una determinada cosa, que si los hombres que siguen tal religión que les prohíbe tomar un animal x viven más años… Todo absurdo.

Lo que los médicos sensatos suelen decir ante estos titulares es que lo sano es comer de todo en su justa medida. Y ya está. Pero me da a mí que estos titulares no se van a acabar nunca porque cuando te encierras en un laboratorio los suficientes años y te empeñas en encontrar algo en unos datos, generalmente (¡qué casualidad!) se encuentra.

Espero que estos doctores disfruten de su fama mientras dure. Que los científicos también tienen su corazoncito y su vanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: