Yo, yo misma y mis avatares

Mi modelo virtual vestido de oficina

Mi modelo virtual vestido de oficina

Gracias a Internet podemos adoptar las formas que queramos. Cada persona puede tener varios avatares y no siempre coincidir con quien realmente se es. El bajito se hace alto, el que tiene una cara vulgar se vuelve extraordinariamente guapo, el moreno se hace rubio y así todo. Yo, por mi parte, prefiero no alejarme mucho de la realidad porque no me gusta mentir, ni siquiera en los mundos virtuales. No quiero que nadie piense que soy una valquiria de 1’80 metros y con unas medidas de 90-60-90 porque no es así ni de lejos.

En cuanto a fidelidad, el avatar más parecido a mi es el que me he creado en my virtual model. Tiene mis medidas, y le he incrustado hasta mi cara. Gracias a esta muñequita me puedo hacer una idea aproximada de lo que me queda bien y lo que no.

Sin embargo, hay otros modelos cuyo fin no es el de ser fieles a la realidad sino el ser monos. En esta categoría entraría los avatares de

Lady Sackville Jones poupeé

Lady Sackville Jones poupeé

Zwinky y Pupe.

Los ojos son grandes a pesar de que intentes que sean pequeños, los vestidos son una monada llena de colores pastel y lazos y los fondos suelen tener flores, pompas y corazones. En mis alter egos he intentado ser lo más sobria posible. aún así, la noñez que transpiran estos personajillos traspasa hasta la pantalla.

No obstante, el ansia de ser algo diferente sin dejar de ser nosotros mismos es lo que nos lleva a disfrazarnos de muñequitas japonesas o de princesitas de compras. Lo mismo que pasa en los carnavales sólo que online y sin chirigotas.

En el fondo no cambiamos tanto, hacemos lo mismo sólo que con la tecnología de por medio.

Lady Sackville en Zwinky, no comment

Lady Sackville en Zwinky, no comment

3 respuestas a Yo, yo misma y mis avatares

  1. Caos dice:

    Que idea tan curiosa la de que las mujeres no se insulten entre ellas.

    No lo habia oido nunca.

  2. Caos dice:

    Ouch! ¡Postee donde no era!

  3. Lady Sackville - Jones dice:

    No te preocupes, Caos, te entiendo aún así, jeje. En cuanto a lo que comentas, es que mi chico tiene unas ideas muy particulares acerca de las mujeres. Cree que somos sensibles y delicadas por naturaleza (y eso que sale conmigo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: