Igualdad para todo

Bebé furioso

Os voy a contar una pequeña anécdota para que veáis hasta qué punto creo en la igualdad hombre -mujer (o miembro -miembra, como queráis).

El otro día iba yo en mi viejo coche (del que ya hablaré otro día) con mi chico de copiloto cuando, al girar para meterme en una calle, se me coló un Nissan Micra que se incorporaba a la circulación. Así, sin intermitentes ni nada, torpemente pero como quien no quiere la cosa.

Mi reacción inmediata fue gritarle un “¡¡Pedorra!!” a la infractora a pleno pulmón. Mi novio, muy sorprendido me dijo: “Pensaba que las mujeres no os insultabais entre vosotras.”

Yo le respondí: “Es que yo insulto sin hacer distinciones de sexo, raza o religión”.

O como le dije a otro amigo: “Puedo detestar por igual tanto a los hombres como a las mujeres”.

Es lo que tiene vivir en una gran ciudad.

2 respuestas a Igualdad para todo

  1. bruja dice:

    “Pensaba que las mujeres no os insultabais entre vosotras.” Jeje, parece mentira que no nos conozcais… ¡si entre nosotras nos insultamos aun mas!

  2. Lady Sackville - Jones dice:

    Sí, a mí siempre me han insultado (y me han hecho jugarretas)m´´as las mujeres que los hombres. Yo, como he dicho en el post, no hago distinciones de sexo, raza o religión. Sólo se salvan los niños pequeños (lo de los viejos es otro cantar).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: