Go ahead, make my day

23 octubre 2011

Gracias al comentario de un Troll he recordado que tenía blog.  A partir de ahora agradezco todos los comentarios que se pongan porque lo bueno de ser blogger es que si hay alguna intervención fuera de tono, la borras y ya está. Ojalá en la vida real fuera posible hacer lo mismo, borrar todas las tonterías que se escuchan y se hacen cada día.

Por eso, os animo, trolls del mundo mundial, a tocarme las narices online. Dadme la satisfacción de borraros los comentarios. Como decía Harry el Sucio, go ahead, make my day.


Año nuevo…toca actualizar el blog

6 enero 2009

Últimamente he tenido el blog un poco abandonado pero me he prometido dejar de dar la lata a mis followers de Twitter y postear más aquí así que en breve se verán cambios…Ch-ch-ch- changes!

Vodpod videos no longer available.

more about “Año nuevo…toca actualizar el blog“, posted with vodpod


(Mi) día del orgullo raro

23 octubre 2008

Hace algún tiempo, cuando le mostré a una juiciosa y rubísima amiga eslovaca fragmentos de “La bola de Cristal” se quedó bastante escandalizada. Ella, que venía de una infancia detrás del telón de acero, no podía comprender cómo en España, a principios de los ochenta, se podían ver cosas así. Me dijo: “¡Una punkie prrresenta un prrrogrrrama parrra ninios! Ya empiezo a entenderrr porrrr qué ‘errres’ loca”.

Debo reconocer que algo de razón llevaba y que si algo le debo a esas mañanas de sábado con Alaska es ese punto de originalidad que impregna cada uno de mis actos. No llevo rastas, ni los labios rojo sangre, ni mallas de colores, pero debo reconocer que rarita soy un rato.

Por ejemplo, no es muy normal que cuando estoy en el trabajo lo que más me gusta es desayunar algo rodeada de chicos que hablan de videojuegos, fútbol y películas de tiros. Debería quedarme con las chicas hablando de…de… Ahora que lo pienso, ¿de qué hablan las chicas? Solamente el plantearme esta pregunta debería colocarme en la galería de los raros de narices (que son más raros que los raros comunes y corrientes).
Lee el resto de esta entrada »


El propósito del Blog

22 julio 2008

El post “Las mujeres y yo” ha encendido una pequeña polémica en cuanto al propósito de mis post en general. Esta página, como buena página personal, tiene como fin el reflejar mi punto de vista sobre diversos asuntos. Esto no quiere decir que sea el punto de vista correcto, sólo quiere decir que es el mío. En ningún momento pretendo, con mis opiniones, crear verdades absolutas e inmutables, sólo pretendo compartirlas con otras personas y que ellos, a su vez opinen sobre el tema. Lee el resto de esta entrada »


Las mujeres y yo

18 julio 2008
Feminoide desesperada

Feminoide desesperada

Cuando hayáis leído el título habréis pensado: “¿Qué pasa?, ¿es que tú no eres mujer o qué?”. Y no, no es que en la vida real sea un señor serio y barbudo llamado Manolo (que podría ser), es que a veces me gusta mirar a mis congéneres desde fuera.

Sé que a las feministas les va a escandalizar lo que voy a decir, pero hay ciertas mujeres que tienen la virtud de sacarme de mis casillas. Son las que yo llamo “feminoides”, es decir, personas que se escudan en el hecho biológico de ser mujer para no comportarse como personas decentes.

Lee el resto de esta entrada »


Igualdad para todo

16 julio 2008
Bebé furioso

Os voy a contar una pequeña anécdota para que veáis hasta qué punto creo en la igualdad hombre -mujer (o miembro -miembra, como queráis).

El otro día iba yo en mi viejo coche (del que ya hablaré otro día) con mi chico de copiloto cuando, al girar para meterme en una calle, se me coló un Nissan Micra que se incorporaba a la circulación. Así, sin intermitentes ni nada, torpemente pero como quien no quiere la cosa.

Mi reacción inmediata fue gritarle un “¡¡Pedorra!!” a la infractora a pleno pulmón. Mi novio, muy sorprendido me dijo: “Pensaba que las mujeres no os insultabais entre vosotras.”

Yo le respondí: “Es que yo insulto sin hacer distinciones de sexo, raza o religión”.

O como le dije a otro amigo: “Puedo detestar por igual tanto a los hombres como a las mujeres”.

Es lo que tiene vivir en una gran ciudad.


Yo, yo misma y mis avatares

13 julio 2008
Mi modelo virtual vestido de oficina

Mi modelo virtual vestido de oficina

Gracias a Internet podemos adoptar las formas que queramos. Cada persona puede tener varios avatares y no siempre coincidir con quien realmente se es. El bajito se hace alto, el que tiene una cara vulgar se vuelve extraordinariamente guapo, el moreno se hace rubio y así todo. Yo, por mi parte, prefiero no alejarme mucho de la realidad porque no me gusta mentir, ni siquiera en los mundos virtuales. No quiero que nadie piense que soy una valquiria de 1’80 metros y con unas medidas de 90-60-90 porque no es así ni de lejos.

Lee el resto de esta entrada »